miércoles, 19 de julio de 2017

Para mi amigo Todd Lefkovich

Mit ganzen Herzen, Lieber Freund

             El sol lo vio partir, porque, despierto,
lo vio bajo esa luz, si es que, en persona,
su llama lo derrota y lo destrona,
que es rayo donde el cielo vive muerto.
            Las tristes soledades del desierto
miraron, en las tierras de Arizona,
sus pasos, que, buscando mejor zona,
buscaron escapar del suelo yerto.
            Y pudo hallar los bosques y los prados
que llenan de la alegría ya su vista,
si sabe su llegada toda Viena.
            Pues quiso, con sus gustos elevados,
hallar mejor lugar, tierra exquisita,
más clara que la luz, si hay luna llena.



2017 © José Ramón Muñiz Álvarez

1 comentario:

  1. Cuando esté, pero no me veáis........ Monchu, cambiaré Viena por Cimavilla veré a mi hijo al albor del Plenilunio me recuerde como Un Orto, y que me perdone las épocas que fui Un Ocaso ; te doy por leído amigo.

    ResponderEliminar