miércoles, 19 de julio de 2017

Soneto para María José Sánchez

        Es ella como el vuelo del milano,
y acaso es, en el mar, ola bravía,
si no es un buque cuya lozanía
navega por el piélago lejano:
        la nieve del invierno es ya verano,
la noche de sus ojos roza el día,
y sé decir su voz en su alegría,
si quiso ser la fruta del manzano;
        y torna en azabache claridades,
y teje en carbón negro la llamada
del aire, si corona el cielo claro;
        pues son sus ojos esas oquedades
que saben pronunciar la llamarada,
si el sol de su mirada es tan avaro.


2017 © José Ramón Muñiz Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario